» » “La bicicleta es nuestro motor”

“La bicicleta es nuestro motor”

publicat a: Articles, biciclot | 0

Les Cícliques arriben a Biciclot a cop de pedal, fent honor al seu nom. La missatgera Amy Wildman i les treballadores de Biciclot Eva Her i Mecha Copello formen part d’un col·lectiu que posa la bicicleta al centre, com a vehicle de transformació social i de denúncia de les desigualtats de gènere. Tot just acaben de començar el seu camí però tenen clar que tenen moltes coses a dir des de la seva perspectiva femenina. Opten per respondre col·lectivament a les preguntes i explicar-nos el moviment emergent de cícliques que s’està gestant.

Quin paper juga la bicicleta en el vostre col·lectiu?

Es el vehículo y aquello que nos apasiona. Hablamos de género pero lo que realmente nos ha unido ha sido la bicicleta. Queremos un hueco para nosotras, así de claro. Probar como funciona un colectivo que regenta un espacio sin hombres y con bicis. Teníamos ganas de experimentar la mecánica sin la intervención del hombre. Porqué venimos todas de trabajar en talleres, de hacer de mecánicas, de mensajeras… de un montón de cosas dentro del mundo de la bicicleta. En muchos de estos sitios no nos hemos sentido en situación de igualdad para participar o aprender. Queremos un sitio donde no se nos trate diferente por el hecho de ser mujeres o trans. En muchos sitios se ponen paternalistas cuando eres una mujer que te dedicas a la mecánica y queremos un espacio donde compartir sin que se nos otorgue ningún rol predeterminado.

Què us mou a crear Cícliques? Qui en forma part?

Nos apetecía montar un colectivo de mujeres, como quiera que se considere una mujer, para tener presencia social y política. Este proyecto va cambiando a medida que lo vamos construyendo, depende de la gente que decide formar parte y las ideas que traen y las cosas que les importan. En función de la gente que se ha ido apuntando también se han creado espacios específicos de sensibilidad ‘trans’y ‘bollera’.

Quina relació té Cícliques amb la perspectiva de gènere?

Nos estamos planteando muchas cosas porque hay etiquetas que nos generan distorsión. Somos un grupo que nos cuestionamos constantemente que significa mujer, qué significa género, qué significa feminismo, qué significa bicicleta… a veces las palabras no nos sirven con lo que nos está pasando, que tiene que ver con la transformación. Estamos haciendo un acercamiento a todas aquellas personas que se identifican como mujeres. Lanzamos una propuesta y pasan muchas cosas. Cada una traemos nuestro propio bagaje y cada una tiene su propia definición sobre el concepto de género. Se están produciendo aprendizajes y cambios sobre como moldear esta palabra. Ha habido muchas discusiones para delimitar quién participa en los eventos pero está claro que hay muchos elementos de transfeminismo y feminismo. Las cuestiones sobre género están cambiando y no se pueden entender a través de la rigidez, estamos quitando la normativa de ‘caja 1’ y ‘caja 2’, la libertad de no tenernos que definir según una categoría preestablecida.  Lo importante es la inclusión de todas las personas, en Cícliques somos un montón de cuerpos que piensan distinto.

Quan comencen a rodar les Cícliques?

La primera convocatoria como colectivo fue un taller autogestionado de mecánica en el Ateneu Rosa de Foc, después de haber participado en el I Encuentro de Mujeres Ciclistas de Zaragoza (29 de abril de 2017). Ahí ya llegaron varios cuerpos a participar y a partir de ahí ese cosquilleo siguió. Esa fue la entrada social y oficial de Cíclicas. Para presentarnos decidimos hacer una performance basada en un tema de Las Bistecs. Le hicimos una versión para presentarnos.  Después vino el primer encuentro para organizar la “CHICHI mola MASS”. Previamente habíamos proyectado un documental de las Ovarian Psycos Bicycle Brigade, en el marco del Rueda 2016. El primer encuentro informal tuvo lugar en el bar de La Violeta de Gràcia.

Com valoreu el desenvolupament de la bicicletada “CHICHI mola MASS”?

Fue muy libre, teníamos unos puntos fijados pero rodamos a nuestro aire. En la línea de la Massa Crítica pero menos pautada. Hicimos un descanso para entrar en un vermuteo del Colectivo Trans. Todas las paradas tenían que ver con el feminismo como por ejemple els Jardinets de Gràcia, librerías o puntos donde había habido casos de violencia de género. Lo interesante es que al final del trayecto nos encontramos con los compañeros de Deliveroo que estaban manifestándose para exigir unas condiciones laborales justas y estuvimos rodando un tramo juntas. Después se fueron. Terminamos bañándonos en el mar con luna llena y sorprendidas de las caras de felicidad, muchas de ellas desconocidas, de las compañeras que habían respondido a la convocatoria.

Quin és el lema de les Cícliques?

Somos ciclistas apasionadas que queremos expandir las ganas. Sabemos la libertad que da una bici y animamos a hacerse cargo de todo lo que conlleva tener una a tu lado: saber cómo funciona, conocer su mecánica, poder rodarla, etc. Teniendo en cuenta que entre nosotras hay ciclistas deportivas, ciclistas urbanas, mecánicas, bicimensajeras… En algunos casos, la relación está tan centrada en la bicicleta que no sabemos qué hacen con su vida fuera de este apartado. La bicicleta es nuestro motor y dentro del colectivo se desarrollan iniciativas diversas en función de los intereses de cada una.

Leave a Reply